domingo, 22 de noviembre de 2009

VESTIMENTA

El vestido de la mujer cortesana constaba de varias prendas, como la saya entera, el verdugado interior, el cartón de pecho, la gorguera o el gran cuello de lechuguilla y el copete . Otra prenda de uso cortesano era la saboyana, parecida a la saya, pero sin cola y abierta la falda por delante, la cual se vestía sobre la basquiña. Para completar el vestuario de una dama habrá que añadir los trajes para usos especiales, tales el capotillo y el ferreruelo de camino, prenda corta que no pasaba de las rodillas, de forma circular con cuello y obrecuello y aberturas en los delanteros para sacar los brazos.




El traje de hombre al uso cortesano generalmente estaba compuesto por una ropilla, unos calzones (greguescos o valones) , las calzas y las medias y una capa o un herreruelo. Algunos de los vestidos especialmente ricos, en lugar de capa tenían un bohemio. Los vestidos en que la ropilla se sustituía por una cuera o coleto , el jubón no podía faltar. Habían otras prendas de encima sólo para vestir en el exterior, como el gabón y el capote. El principal complemento del vestido fue el cuello de lechuguilla. Los calzados eran zapatos, borceguíes y botas. Los dos tocados principales eran el sombrero (para exterior) y la gorra (para interior). Otros complementos imprescindibles eran las ligas o senojiles (cuando se llevaba calzones), la pretina (cinturón) y los guantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario